Esta web garantiza el mejor servicio a través de la instalación de cookies propias y de terceros. Entendemos si continúa su navegación, que usted da su consentimiento para la instalación de las mismas. Ver más Información Aceptar
Teléfono


15/02/2019

Escrito por María Alcaraz

pisar y destruir

Dañar al otro profesionalmente. Parece que nos encanta. Preferimos pisar al otro en lugar de trabajar para mejorar e incluso, para ayudarle. ¿Por qué hacemos esto profesionalmente? Es algo que no se entiende muy bien pero que lo hacemos constantemente y de hecho, desde que están las redes sociales, ahora es más notable porque todo es público.

Hoy queremos hacer un post más personal basado en una situación que vivimos hace un par de mañanas pero que nos lleva a una situación como decimos, habitual en los entornos profesionales y que deberíamos cuanto menos, “vigilar”. Desde que aparecieron las redes sociales, el arte de criticar se ha extrapolado a niveles de visibilidad insospechados y realmente, dañinos. Malos y perjudiciales para la persona objetivo de las críticas pero también para quien las hace que transmite una imagen propia bastante negativa. Eso cuando somos capaces de ver e identificar lo perjudicial de criticar que a todos nos encanta.

Las redes sociales son una puerta maravillosa al conocimiento, al estar en contacto, a generar relaciones de todo tipo (personales, profesionales, conocer gente, marcas, tendencias…) pero también, bajo esa utilidad, permiten o hacen que se pueda hablar de todo y de todos.

Leer más »

parar para continuar

Sí, exactamente eso. Un día libre es a veces, lo mejor que puedes hacer para trabajar más y mejor. Cuando estamos “atorados” y bloqueados, lo mejor que podemos hacer por nosotros mismos y por nuestro proyecto es… ¡Parar! ¿Por qué no lo hacemos? Porque somos de la cultura del “calentar silla”. Venimos de viejos y muy arraigados patrones profesionales que ahora mismo ya, perjudican más que favorecen. Por eso, hoy defendemos el parar para continuar.

Leer más »

tensiones familiares navidad

Sí, aunque no lo parezca, hay temas “intocables” en los encuentros familiares y de amigos de las próximas navidades. Y sí, también es un tema que puede trabajarse a través de sesiones de coaching porque si algo sale a relucir en Navidad son las posibles “rencillas” o temas pendientes de gestionar con la familia. Y es que por mucho que nos queramos y adoremos, como se suele decir… En todas las familias cuecen habas. En unas más que en otras, o en algunas se expresan más y en otras se guardan más bajo la alfombra pero la familia es algo impuesto que no elegimos. Cada uno es “de su padre y de su madre” aunque cuando seamos hermanos. Con esto queremos decir que cada uno tiene su forma de ser, sus conflictos internos, su versión de la historia y entre todo eso más las “obligadas” citas navideñas, se crea un cocktail que a veces, es más que explosivo.

Un cocktail que es necesario aliviar de ingredientes hasta dejarlo en una bebida agradable y consumible por todos. Porque aunque en todas las familias haya conflictos, ni de lejos, una reunión de Navidad es el lugar para ponerse a resolverlo. Sobre todo, porque no lo vamos a solucionar sino que solo generaremos mal ambiente, una incomodidad generalizada y que todos suframos una mala velada. Y ¿qué necesidad hay de eso?

Leer más »

pensar, decidir, hacer

¿Por qué hay que pensar, hacer y decidir para el futuro? Porque estamos tan metidos en la vorágine del día a día que no nos paramos jamás ni un instante a pensar con proyección. Y es necesario porque perdemos la perspectiva, porque no sabemos qué está ocurriendo en nosotros mismos en todos los aspectos de nuestra vida y sobre todo, no tenemos una conciencia plena de lo que pasará en lo que queda por venir y se escapará de nuestro control.

Nosotros somos los dueños de nuestro presente y sobre todo, de nuestro futuro. Si no ponemos acción y determinación sobre ello, será como un barco sin rumbo. Y luego vendrán los lamentos, la infelicidad y la desazón. Querremos volver al pasado para enmendarlo y señores, eso es inviable. Eso no se puede hacer. Así que lo mejor es tomarse un tiempo de reflexión, analizar nuestra vida y tomar decisiones acertadas.

Leer más »

14/11/2018

Escrito por María Alcaraz

estrés positivo eustrés

Estrés positivo, ¿existe? Pues sí, parece que sí. Nos pasamos el día quejándonos del nivel de estrés que tenemos y de las consecuencias que tiene en nosotros. Gracias a esa queja o como consecuencia, tenemos incluso, más estrés y nos tiramos literalmente de los pelos, o nos damos atracones de comida, o no dormimos o lo más habitual, estamos todo el día de mal humor. Nuestra productividad está por los suelos, nuestra vida profesional se tambalea y de la personal, ni hablamos. Así, sin darnos literalmente cuenta, nos pasamos el día. El estrés nos consume y no le ponemos remedio porque nos hemos acostumbrado a vivir así.

Pero, aunque el estrés tiene tan mala fama y es que realmente es muy nocivo para nuestra salud, parece que hay algo positivo en él. O mejor dicho, hay un tipo de estrés que es beneficioso y del que podemos sacar mucho partido. ¿Cómo se llama, qué es y cómo hacernos con él?

Leer más »