Esta web garantiza el mejor servicio a través de la instalación de cookies propias y de terceros. Entendemos si continúa su navegación, que usted da su consentimiento para la instalación de las mismas. Ver más Información Aceptar
Teléfono


19/09/2018

Escrito por María Alcaraz

dinámicas de grupo

Las dinámicas de trabajo en equipo pueden definirse como el procedimiento en el que se organiza y desarrolla la actividad en grupo. Se refiere a las interacciones entre personas en un ambiente de grupo o de trabajo en equipo. Estas dinámicas se utilizan como estrategias para fomentar la unión de equipo, el compañerismo o la productividad, entre otras cosas.

En la actualidad el perfil más solicitado para un puesto de trabajo es aquél que destaca en aptitudes y actitudes de trabajo en equipo. Sin embargo, las dinámicas de grupo se pueden estudiar en diversos ambientes (no solo el empresarial) como el académico, el social…cuando hay más de tres personas en una actividad así, se trata de dinámicas de grupo. Incluso en muchas entrevistas, algunas de las pruebas del proceso de selección vienen siendo dinámicas de grupo.

En los grupos la gente asume distintos roles. Encontramos personas con liderazgo, personas que son más calladas, otras que se preocupan más por cómo está la gente de su alrededor, hay quien trabaja mejor bajo presión y otros no. La mayoría de las veces estas personas ni siquiera son conscientes del rol que asumen en grupo y con estas dinámicas entienden mejor cómo actúan.

Por lo general, estos roles los constituyen la personalidad de cada uno y las experiencias que han tenido en ambientes de grupo. Estos roles pueden modificarse y mejorarse.

Los beneficios de las dinámicas de grupo

Los beneficios de hacer dinámicas de grupo son muy favorables y relevantes porque principalmente influyen en la productividad del grupo. Cuando se realizan dinámicas de grupo, cada actividad tiene un objetivo en sí, pero existen otros objetivos dentro del mismo que benefician al grupo, como, por ejemplo: unión de equipo.

Al trabajar todos a favor de un mismo objetivo, las personas se ayudan para llegar a él todos juntos. De ahí concluimos que, para llegar a él, es necesario el compañerismo. Un grupo eficaz es aquel en el que cada uno de los miembros asume su responsabilidad según sus talentos y sus experiencias.

Las dinámicas de trabajo en equipo

Os presentamos algunas de las dinámicas para llevar a cabo:

Ice-Breakers (Romper el hielo)

Son actividades para darse a conocer. Tanto en grupo como en parejas. Existen diferentes formas de hacerlo. Estando en grupo existe la opción de que cada uno se levante por turnos y diga algo de él mismo para que el resto le conozca. Otra opción es separar al grupo en parejas, que estos se entrevisten, y luego los presenten al resto.

Con ello se consigue conocer a los miembros del equipo, dar datos personales que algunos desconocen, se aprender a escuchar, a valorar la personalidad de cada miembro, etc. Esto ayuda a comprender a la persona con la que vamos a hacer la actividad, y cuanto más se comprendan, mayor eficacia tendrá en el trabajo.

La participación

Dentro de los grupos siempre hay alguien que es más tímido. Se requiere de la participación de todos los miembros del equipo porque cada uno de ellos es importante para llevar a cabo la actividad. Para evitar que alguno se escaquea, una actividad es la de plantear un problema y realizar rondas de propuestas en las que escuchemos a todos.

La técnica 5.5.5

Es una actividad para desarrollar ideas creativas. En grupo de 5 personas, hay que escribir 5 ideas (relativas a un tema en concreto) en un tiempo de 5 minutos. A cada uno de los participantes se le ofrece una hoja en blanco donde tiene que apuntar ideas breves, dado que no cuenta con mucho tiempo. Después se expondrán en alto las ideas.

Estudio de casos

El grupo realiza un análisis en profundidad de una situación determinada desde múltiples visiones para obtener conclusiones. El objetivo no es llegar a una sola conclusión. Se trata de interactuar y generar un diálogo entre los miembros del grupo con respecto al caso.

Una vez elegido el caso, se plantea un solo problema, con sus detalles. Se les ofrece al equipo incluso un guión de trabajo que les ayude a ubicarse. Cada grupo va discutiendo el caso y llegan a conclusiones según el guión.

Es una táctica útil para respetar las ideas de los compañeros, para escuchar activamente a cada uno de los grupos, para ver cómo son capaces de resolver un problema en grupo, ver cómo se discuten las ideas y ver también cómo se ponen de acuerdo.

Interpretación de palabras

En esta actividad se cogen hojas en blanco y cada participante tiene que escribir una palabra que le venga a la mente, la que sea. El compañero tendrá que interpretar lo que intenta transmitir el otro. Al final del juego se analiza lo que se quiso decir, y las interpretaciones de cada uno, para ver qué tanto intuimos de la otra persona.

Mentir para conocerse

Esta actividad consiste en escribir tres cosas sobre ellos y que una sea mentira. Las tres cosas se exponen en alto y el resto de compañeros tiene que adivinar cuál es la mentira y por qué. Esto nos hace ver qué tanto conocemos a la otra persona o qué tanto percibimos de él sin conocerle mucho, por la imagen que da. Entre otras cosas, es una actividad con la que la risa está asegurada porque al mentir o no, podemos poner cosas que nadie se espera y ver la reacción de cada uno es muy divertido.

Estas son algunas de las actividades que hemos expuesto, pero existen otras tantas. Se trata de elegir las que más convengan. Algunas son más largas que otras, pero todas igualmente entretenidas. Os animamos a que probéis y veáis los resultados.

Déjanos un comentario