Esta web garantiza el mejor servicio a través de la instalación de cookies propias y de terceros. Entendemos si continúa su navegación, que usted da su consentimiento para la instalación de las mismas. Ver más Información Aceptar
Teléfono


resultados cualitativos

Nos pasamos el día con números, cifras y datos basados en resultados milimétricos. Está fenomenal en determinados casos y circunstancias a medir incluso, para valorar a nuestros empleados pero no puede ser todo lo que tengamos en cuenta de ellos si queremos tener una valoración completa y objetiva. Los resultados “no numéricos” de nuestro equipo son vitales para saber en qué punto están y sobre todo, cómo podemos ayudarles a aumentar su rendimiento, productividad y por lo tanto, satisfacción profesional – personal.

Datos cualitativos de un empleado

Los datos cualitativos son precisamente estos que denominamos como “no numéricos” y que se rigen por otros parámetros que nada tienen que ver con un número. No hay “tablas” o cálculos para poder hacer una métrica igual o lineal para todos (como puede ocurrir en las kpi’s de venta que son unos baremos que utilizaremos para todos los empleados de la misma rama – sector – actividad).

Los “no numéricos” apelan más a las cualidades humanas y como personas que un empleado tiene y que aporta a su trabajo. Por definición son los datos que corresponden a la calidad, valor o ponderación de un individuo (también cosa aunque esto no refiere a las cualidades humanas – como persona, obviamente sino más bien a lo que puede ese objeto aportar en satisfacción por ejemplo).

En el caso de una empresa, los datos cualitativos – no numéricos (como las ventas, es el ejemplo más claro) nos estarán arrojando luz en cuanto a su productividad, implicación, motivación, relación con el equipo, sentimiento de pertenencia al grupo, frustración – satisfacción, etc.

Aunque a menudo (afortunadamente cada vez menos) estos datos no son tenidos en cuenta por los jefes de las empresas y sólo se atienden a las ventas y números cuantitativos, la realidad es que los cualitativos son aspectos fundamentales para que la empresa llegue al éxito a través de su equipo.

La productividad, la motivación, el trabajo en equipo o si un empleado está feliz o frustrado es vital para que su rendimiento aumente y por ende, sus ventas y/o resultados cuantitativos. Si no hay buenos índices y valores de los cualitativos es imposible que se llegue a grandes ventas o números y además, se perpetúe en el tiempo.

Evaluación de empleados para datos cualitativos

Para poder conocer cómo está tu empresa en aspectos “no numéricos” y extraer datos cualitativos de tus empleados, es imprescindible implementar una evaluación de los mismos. Este proceso debe correr a manos o bien del departamento de Recursos Humanos (si es que tu empresa lo tiene) o mucho mejor (incluso existiendo departamento de recursos humanos), contratar a una empresa externa especializada que realice este análisis de forma objetiva y sin implicación de ningún tipo más allá de la estrictamente profesional.

Tanto si se realiza de forma interna como si se contrata a una asesoría – consultoría, las tipologías de evaluaciones varían según los objetivos a perseguir o mejor dicho, evaluar para tomar decisiones al respecto:

  • Evaluación de productividad de empleados

Es una evaluación que se basará en datos numéricos para poder arrojar resoluciones sobre el nivel productivo de tus empleados. A partir de los horarios de trabajo, de las horas trabajadas, de los turnos, de las tareas realizadas y el tiempo empleada en las mismas así como los resultados numéricos de estos, la evaluación podrá extraer conclusiones sobre la productividad de los mismos.

  • Evaluación de salida de empleados

Cuidado cuando existe una rotación importante de personal en una empresa. Este es un dato vital a evaluar y es necesario hacer una evaluación de la misma si se detecta que está habiendo algún problema. Tanto si hay fuga de talento de nuestra empresa (el equipo se marcha de forma voluntaria) como si hay numerosos despidos, hay que encontrar el por qué de esta situación.

Y es que uno de los factores que genera más incertidumbre, miedo y dolor en una empresa es la rotación de personal tanto a nivel empresarial como por supuesto, a nivel equipo.

  • Evaluación de clima laboral

Trabajar de forma cómoda y confortable o que ir a trabajar sea un autentico suplicio es determinante para el nivel de productividad y por ende para las ventas y resultados de la misma.

Conocer el clima laboral de una empresa, de forma real – objetiva y que los empleados se puedan expresar libremente te ayudará a poder implementar acciones que solucionen la situación y hagan crecer a tu compañía.

  • Evaluación de satisfacción laboral

Y por último pero no menos importante, cuanto de satisfechos están los componentes del equipo con la empresa. Si un trabajador no está satisfecho con lo que recibe por parte de la empresa, no hay por lo tanto una satisfacción laboral positiva, todos los índices de éxito bajarán de forma exponencial.

Conocer la situación de tu empresa a través de los datos cualitativos de tus empleados es vital para el buen funcionamiento de la misma. En Utopía siempre recomendamos a nuestros clientes que realicen una auditoría y evaluación de datos cualitativos – no numéricos para, a partir de esos datos, poder tomar decisiones acertadas en cuanto a dinámicas y acciones de coaching que poner en práctica.

 

Déjanos un comentario