miedo a hablar en público

Hablar en público es uno de los miedos más habituales que nos encontramos en el ámbito profesional. A veces es tan poderoso o potente (según se mire) que nos bloquea, nos hace sufrir y nos obliga a desestimar importantes oportunidades de desarrollo y proyección laboral. ¿Por qué tenemos ese pánico escénico? ¿Qué se esconde detrás del miedo a hablar en público? ¿Cómo podemos aprender a dominarlo y gestionarlo en positivo para que se convierta en un aliado y no un enemigo?

¿Qué es el miedo escénico?

Es miedo a hablar en público es mucho más que ese denominado “miedo escénico” o el nerviosismo que nos entra cuando debemos ponernos delante de un grupo de personas para transmitir algo de viva voz. El miedo escénico – a hablar en público es algo tan serio e importante que se considera en niveles muy elevados como una fobia, la glosofia y tiene representativas consecuencias para las personas que la sufren.

A menudo, la sociedad y nuestro entorno (como ocurre en otras ocasiones) le resta importancia a esta situación y hasta puede convertirse en un tema “jocoso” o de broma ya que para quien no lo padece, es algo que a priori se puede superar fácilmente solo con intentarlo pero que realmente, no es así.

La glosofobia o miedo a hablar en público no sólo nos bloquea y nos genera ansiedad cuando tenemos que hablar ante otras personas sino que sus consecuencias van mucho más allá incluso en nuestro cuerpo y organismo. La ansiedad comentada llega a generar problemas en la piel, estrés crónico, depresión por frustración y miedo, y así podríamos ir aumentando los riesgos en caso de que no se ponga remedio.

Y es que poner remedio no es solo para conseguir poder gestionar esta situación y trabajar en ciertos escenarios profesionales sin miedo sino que es necesario superarlo para así evitar estas consecuencias para nuestro organismo y por supuesto, para nuestras relaciones y vida social.

El miedo a hablar en público es importante detectarlo y tratarlo porque si se cronifica y comienza a ganarnos terreno puede afectarnos como decíamos también en la vida personal – social. Hay quien lo tiene tan latente que le impide hablar en un grupo de personas reunidas de forma informal como en una fiesta, cena o encuentro similar. Lo que lleva a un aislamiento forzado de la persona y su consecuente sufrimiento.

¿Qué genera el miedo a hablar en público?

Sobre el miedo a hablar en público y la glosofia hay numerosos estudios y es que realmente afecta a un nicho importante de la población ya sea en un nivel u otro. Pero, ¿qué lo causa o genera realmente?

  • Trauma del pasado: un shock del pasado, de la infancia sobre todo puede causar que desarrollemos el miedo a hablar en público y que nos cueste superarlo una vez en la edad adulta.

Quizás en el colegio recibimos burlas e incluso insultos (ahora que los casos de maltrato y agresión en colegios está en auge) por alguna exposición publica y eso nos ha marcado para no poder exponernos más.

  • Timidez: las personas tímidas, por “naturaleza” desarrollan más esta cualidad de tener miedo a hablar en público porque lo que les aterra es la exposición general.

A las personas tímidas les cuesta tener relaciones fluidas y comunicación normal con otros precisamente por esta timidez y las consecuencias son por ejemplo el miedo a hablar en público.

  • Baja autoestima: sin duda alguna, tener baja autoestima es uno de las bases para que se desarrolle el miedo a hablar en público. Tener miedo a la desaprobación o al juicio porque nuestra autoestima nos tiene fuera del contexto realista nos hará desarrollar aún más y potenciar el miedo a hablar en público y evitaremos de todas las formas, exponernos.

Tips – pasos para superar este miedo

Lo primero que hay que hacer para poder superar cualquier situación similar es identificarlo y tener claro que nos está condicionando la vida y que queremos aprender a gestionarlo para que no nos controle ese miedo. Después, puedes poner en práctica estos pasos.

¿Lo mejor? Buscar ayuda, acompañamiento como el coaching y de la mano de un profesional identificar esos puntos “de dolor” que son más potentes en tu persona y así poder avanzar con paso firme y más rápido.

Mientras puedes ir instaurando estos tips en tu día a día para poder ir poniendo solución.

  • Habla con tu situación.

Nosotros no hablamos ni de problemas ni de enfrentamientos así que mejor, “habla con tu situación”. Es algo que te aterra, que te bloquea y que te condiciona… ¿Qué mejor que hablar de tú a tú con lo que te ocurre y poder llegar a un acuerdo para que ahora ya no te domine?

  • Practica – gana en seguridad.

Si cuando vas a exponerte frente a un público trabajas esa parte y previamente ensayas por ejemplo frente a un espejo conseguirás algo que es fundamental para superar el miedo a hablar en público y es ganar seguridad en lo que tienes que realizar. Es como un examen: cuanto más preparado lo lleves menos riesgo tienes de fallar. Practica, primero ante tu espejo y después ve animándote a hacerlo ante conocidos, pareja, familia y suma invitados cada vez.

  • Preparación.

La improvisación no es para quien tiene este miedo. Si no tienes todo muy bien preparado tu miedo será más elevado porque además del miedo a hablar el público tendrás que sumarle el terror a no saber qué decir. Prepárate el momento – la exposición y casi mejor si llevar contenido de sobra “por si acaso”.

  • Relajación.

El mindfullness está de moda y funciona así que antes de cualquier intervención haz ejercicios de relación consciente. No se trata de tomar ansiolíticos ni nada parecido sino de conseguir, sobre todo gracias a la respiración, calmar tu estrés y ansiedad y poder enfocarte en lo que vas a realizar.

  • Quítale importancia a tu exposición.

Estamos habituados a generar demasiada importancia por cualquier cosa que hacemos y de ahí emerge la presión y la necesidad de hacerlo perfecto todo. Empieza por no generar tanto alrededor de tu exposición. Una cosa es responsabilidad y otra muy diferente creernos que es lo último de la vida de todos los presentes. No es tan importante y 5 minutos de exposición son eso, 5 minutos de exposición ni más, ni menos.

Conseguir superar el miedo a hablar en público es todo un proceso para el que tendrás que poner toda tu intención y ganas. ¿Empezamos?