Esta web garantiza el mejor servicio a través de la instalación de cookies propias y de terceros. Entendemos si continúa su navegación, que usted da su consentimiento para la instalación de las mismas. Ver más Información Aceptar
Teléfono


Mujeres trabajando en la oficina

El coaching no sólo se aplica en el ámbito personal, sino que se puede utilizar como proceso dentro de las empresas, formando parte de los objetivos de Recursos Humanos, es lo que se conoce como coaching empresarial. Podríamos entender el coaching como procedimiento por el cual se entrena e instruye a las personas, a fin de que alcancen la meta propuesta por ellos mismos, o (en su caso) los diferentes objetivos de la empresa.

En realidad es un concepto más amplio, puesto que se pretende sobre todo que el coachee (quien recibe la “formación”) sea preparado para desarrollar y aplicar habilidades que le permitan llegar a la meta. Se trata pues, de lograr un propósito, y también de adquirir cierta autonomía y capacitación que permitan afrontar en el futuro cuestiones relacionadas con el desempeño laboral.

Las soluciones a los problemas o desajustes que se presentan, son aportadas por los propios participantes en el proceso, de forma que permite mejorar las estrategias de funcionamiento en una empresa. A grandes rasgos, el coaching empresarial sirve para motivar al equipo o a los colaboradores, optimizar resultados, mejorar la eficacia de la organización, resolver problemas internos o externos, … (más abajo veremos en detalle los objetivos).

En general, la herramienta coaching busca conseguir los fines propuestos usando los propios recursos personales de las personas; y en consecuencia, el coachee llega a ser en sí mismo una ventaja competitiva. En un mundo empresarial tan competitivo como el que tenemos en la actualidad, el coaching es cada vez más necesario.
Dibujo coaching

Entendiendo el coaching empresarial.

En palabras del coach, consultor y autor canadiense Jim Selman: “el coaching empresarial es la estrategia para lograr el cambio, viendo posibilidades que de otra forma no se aprecian”. Es cada vez más demandado, pues es capaz de lograr un incremento en la productividad, mediante el desarrollo de las competencias de los trabajadores.

Se basa en la implantación de diferentes técnicas de orientación y motivación, destacando las fortalezas de cada persona a quien se dirige. Una visión amplia sobre formas de hacer nuevas la productividad, ajustándose a las necesidades de las trabajadoras y los trabajadores, y sobre todo orientando el cambio en la dirección que ellos mismos desean.

Es una guía para los profesionales, que aprenden a realizar un análisis de sus capacidades y habilidades y ocuparse después de los cambios, con el acompañamiento del coach. El proceso consiste en: Observación (obteniendo una visión de conjunto que permita encontrar mejores soluciones); Conciencia (el coachee sabrá que puede decidir entre las alternativas que tiene); Objetivos (si no se definen, el camino no tiene mucho sentido); Iniciativa o Acción; Evaluación (o mediciones, se trata de realizar comprobaciones que permitan realizar o ajustes, o conocer en qué punto del proceso se está).
Definición de coaching

Coaching empresarial: logrando compromisos.

Los resultados obtenidos por los procesos de coaching empresarial, son notables, y casi la totalidad de empresas que lo utilizan, señalan que el rendimiento empresarial mejora. Además, se atribuye al coaching una mejor aceptación de los cambios que se generan. Por otra parte, se considera que el coaching empresarial resulta más efectivo si se aplica presencialmente (frente a la modalidad online).

Los compromisos se plantean y logran, en base al trabajo sobre 3 principios básicos: conciencia, auto creencia y responsabilidad. Es más fácil conseguirlos, con el acompañamiento del coach, quien empuja la generación de cambios, a partir del primer paso de la persona entrenada (o coachee).

Existen varios tipos de coaching empresarial, aunque la clasificación más básica y práctica es la división según si va dirigido a una sola persona (individual) o a varias (de equipos). En el segundo caso se busca principalmente el crecimiento de equipos de alto rendimiento, y para ello se enfatiza la comunicación, confianza y cohesión.

Y el coaching empresarial individual tiene como objetivos el desarrollo de habilidades, el cambio, o la búsqueda de estrategias.
objetivos coaching-coaching empresarial3

Objetivos del coaching empresarial.

Diferentes herramientas concretas como coaching vivencial, team building, permiten renovar las relaciones entre los trabajadores y colaboradores, ya que se centran en el factor humano. A continuación exponemos los 10 objetivos principales:

10 objetivos del coaching empresarial.

  1. Fomentar el apoyo y la responsabilidad.
  2. Mejorar la calidad de los resultados.
  3. Potenciar la capacidad de liderazgo.
  4. Promover los cambios.
  5. Convertir el fracaso en crecimiento.
  6. Transferir la mentalidad emprendedora a los trabajadores.
  7. Aprovechar las oportunidades.
  8. Superación de debilidades.
  9. Utilizar la experiencia para crecer.
  10. Capacitar a los participantes para la negociación.

El siguiente vídeo, presenta una visión complementaria sobre los objetivos del coaching, espero que os guste:

Una vez enumerados los objetivos, se puede entender que los beneficios de usar el coaching empresarial, son aprovechar las oportunidades, fomentar la responsabilidad, mejorar la calidad de trabajo, y otros. El proceso de coaching empresarial suele concretarse en cinco pasos, a saber:

  • Toma de contacto, y análisis de la situación.
  • Concreción de objetivos.
  • ¿Cuáles son los obstáculos?
  • Establecimiento del plan de acción.
  • Seguimiento del proceso y evaluación de resultados.

Coaching
En Utopia Consultores ofrecemos servicios de coaching empresarial a fin de optimizar las relaciones de los equipos. Somos una empresa especializada que puede conseguir relaciones profesionales más útiles, y mayor compromiso a todos los niveles, tenéis más información aquí. Para acabar, me gustará apuntar que el coaching empresarial puede aumentar en porcentajes en torno al 80 % el desempeño individual y grupal de las personas.

Imagen | The Blue Diamond Gallery

Déjanos un comentario