recapitular el 2021

Quedan pocos días para cerrar el año 2021. Ya estamos comiendo mantecados y este año de nuevo, haciendo malabares para que el Covid19 no nos impida celebrar estos días señalados con nuestros seres queridos. Antes de que empiece la cuenta atrás del 31 de diciembre es muy necesario que hagamos una recapitulación del año y agradezcamos todos los aprendizajes que nos ha traído. Sin duda, este será otro año para mantener en nuestro recuerdo y es importante compilar lo que hemos experimentado.

El 2021, un año… Intenso

Para el año 2021 teníamos muchas esperanzas e ilusiones de que fuese distinto, más fácil de lo que lo que fue su antecesor. Y es que el 2020 dejó el listón muy alto. Pero muy a nuestro pesar, el 2021 ha ido lento en cuanto a cambios y mejoras y termina ajustándonos mucho las clavijas, como se suele decir.

Esto ocasiona y origina que las expectativas que teníamos allá por enero han tenido que ser sustituidas por una buena dosis de realidad. La frustración seguro que ha hecho acto de presencia por tener que dejar de lado muchos de nuestros objetivos marcados (profesionales y personales). Una frustración que hay que trabajar para poder comenzar el próximo año con energía, ilusión y proactividad.

Y es que las situaciones externas son las que son y a parte de nuestro aporte como persona individual, poco más podemos hacer que aceptar y configurar nuestra vida en base a la situación. Para todo ello, es importante que hagamos no un balance, mejor no juzgar, pero sí una recopilación del año, de lo que ha ocurrido y valorar nuestras emociones y cómo nos encontramos.

Análisis del 2021 para cerrar el ciclo

Los años se cierran para poder empezar y abrir otros. De ahí que se realice el momento de fin de año y que todo empiece a contar como “de cero” (aunque nunca es realmente así). En enero empieza otro año y tenemos la sensación de que el contador arranca de nuevo. Es buen momento emocionalmente para ponernos manos a la obra mentalmente para alinearnos con nuestros objetivos. Es un chute de energía extra y de motivación que nos ayuda a arrancar otra vez.

Es una situación muy positiva. Nos gustan los lunes, los comienzos de mes y por supuesto, de año. Sentimos que a las doce de la noche del 31 de diciembre todo lo malo queda atrás como por arte de magia y se nos pone delante un saco repleto de oportunidades. Genial. Aunque no sea así a efectos prácticos, sabemos que la mente tiene un poder muy fuerte y que debemos “tirar” de lo que sea que nos empuja y nos da ilusión y fuerza para avanzar.

Pero antes de abrir un nuevo libro, hay que cerrar y terminar el anterior. No es positivo para nadie ir dejando episodios e historias abiertas. Eso solo hace que ocupar espacio emocional en nuestro interior y robar energía, una energía muy necesaria para empezar nuevos proyectos (de la índole que sea). Por este motivo es muy importante cerrar el año que ahora vamos a terminar y qué mejor que hacer con una recapitulación de acontecimientos, experiencias, emociones experimentadas y aprendizajes. Es el momento de hacer revisión, analizar y poder pasar a otra cosa sin losas ni pesos extras.

¿Cómo recapitular y analizar el año 2021?

Para realizar un correcto (y con correcto nos referimos a saludable) cierre de año – recapitulación – análisis del 2021 lo primero que tenemos que hacer es, como con todo, querer hacerlo. Sin ganas, es mejor no hacer nada y menos, recapitular el año porque lo vas a ver todo gris y desmotivador. Échale ganas, es bonito recordar y analizar lo vivido y poder desde ahí, tomar decisiones para tener un mejor año.

Encuentra un momento y un lugar

No lo hagas de pasada. Si vas a hacer esta recopilación, dedica un tiempo a ello y elige un lugar en el que te sientas cómodo y puedas estar tranquilo. No es algo para hacer en diez minutos en un pequeño papel. Dale la importancia que tiene. Si te gusta una cafetería en especial, coge tu mejor cuaderno y/o tu ordenador (según como te guste escribir) y ve a hacer de este momento… Tú momento. Si es en casa, que estés en tranquilidad, ponte una vela, esa bebida que tanto te gusta y concéntrate en ti.

Toma consciencia

Para poder analizar tu año y recapitular todo lo que ha ocurrido en estos doce meses es fundamental tomar conciencia. Sin ello, sinceramente, no podrás realizar el ejercicio en profundidad y llegando a la esencia de lo que se quiere que es poder quedarnos con el aprendizaje de este año y empezar el próximo con ilusión.

El 2021 no ha sido un año sencillo al menos, a efectos generales. El Covid nos sigue teniendo en jaque y las noticias externas a nosotros no son positivas así que necesitamos ante todo, tomar consciencia de esas casuísticas y desde ahí, podremos realizar un análisis más saludable.

Toma consciencia también de tus hábitos, tus situaciones vividas, tus rutinas, lo que has experimentado, tus relaciones, etc. Todo cuenta y aunque parezca fortuito debes echarle un ojo para quedarte con los pequeños detalles que suelen ser muy importantes.

Escribe

La única fórmula efectiva para analizar algo es sin duda alguna, escribir. Todo lo que has experimentado en 2021 está en tu mente, en tu corazón… dentro de ti. Para poder recapitular y analizar es necesario tomar distancia y espacio. ¿Cómo hacerlo? Escribiendo las situaciones y de ahí, cómo te sentiste, el aprendizaje y lo que te ha derivado lo vivido.

Escribir es realmente poderoso y si es a mano, muchísimo mejor ya que como explica la neurociencia, la mano está conectada con nuestro cerebro y podemos experimentar muchas emociones y sensaciones al escribir lo vivido. Si estás habituado, ya sabes cómo va y si no, estamos convencidos que descubrirás una herramienta muy poderosa.

Benevolencia con uno mismo

Por favor, no es un examen, no hay que pasar a otro nivel ni evaluarnos. Sé benévolo contigo mismo, está siendo todo muy complicado y es importante que encontremos ese equilibrio entre la exigencia y la permisividad desde la comprensión. Lo vivido y lo hecho, ya está. Lo que podemos hacer es aprender de ello y tomar nota para el siguiente año.

Ahora que ya sabes cómo recapitular el año, es el momento de ponernos a ello. No lo dejes para el último día con las prisas. Dedícate un rato para ti que te vendrá fantástico entre tanta vorágine. Si necesitas ayuda, te mostramos como hacerlo pero estamos convencidas de que este ejercicio será clave en tu cierre de ciclo.